Artesanías del Estado de México

noviembre 22, 2007

Fibras Vegetales

Filed under: General — Etiquetas: , , , — carlossalgado @ 7:43 pm

Ocoxal con cerámica

Lic. Carlos Salgado

La cestería es una de las actividades artesanales más añejas y milenarias. Se relaciona con el dominio conseguido por los primitivos sobre las fibras vegetales que encontraban en su entorno inmediato, más si era en zonas ribereñas o lacustres. Esta es una rama humilde y sencilla, donde la habilidad manual es una parte esencial, la destreza, la fuerza y la imaginación son también cualidades que los distintos grupos presentaban al elaborar diferentes objetos que facilitaban su vida diaria.

Ocoxal

La cestería es nada menos que el arte de tejer sin necesidad de hilar previamente la fibra. Ese sería uno de los principios básicos para la fabricación de canastas, sombreros, cestos y tapetes, entre otros. Aquí la noción de técnica es muy variable, pues tienen que tomarse en cuenta las características de la fibra según los lugares donde habitan los tejedores. Aunado a ello, hay que señalar que pocas herramientas se han incorporado al trabajo de los artífices de esta rama. La herramienta principal continúa siendo la mano del hombre, ayudada por un punzón, una cuchilla o una navaja, instrumentos simples cuyo manejo requiere de una importante destreza. Otro elemento es el agua, que sirve para remojar y ablandar las fibras y así facilitar el trabajo de la fibra que va tejiéndose a placer y creatividad de los tejedores.

Muñeca de hoja de ma�z

Se calcula que la cestería se desarrolló antes de la invención de la agricultura, pues durante la etapa de recolección de alimentos ya se usaban cestas tejidas.

En el Estado de México los tejedores son, en su mayoría, miembros de pueblos indígenas, quienes trabajan las fibras vegetales dando origen a distintos artículos utilitarios y de ornato en los municipios de: Jiquipilco, Temascalcingo, Tenancingo y Toluca; en este último caso, principalmente en las delegaciones de San Andrés Cuexcontitlán y San Cristóbal Huichochitlán, elaborando productos como: tortilleros, bolsas, manteles individuales, entre otros, donde se evidencia la creatividad para combinar formas y dibujos con diversos tonos de fibra natural o teñida, en los cuales se aprecia una cosmovisión específica del artesano. Por otro lado, hay que mencionar los productos que se hacen en Amanalco, Donato Guerra y El Oro, donde la cestería incluye aplicaciones de cerámica de alta temperatura, latón niquelado y vidrio.

Palma

Las formas o dibujos se logran al combinar los diversos tonos de fibra natural con fibra teñida, obteniendo en cada objeto un producto único que encierra tradición, conocimiento y creatividad que ha perpetuado de generación en generación.

Calendario azteca

Bolsa de palma

El tema Shocking Blue Green. Blog de WordPress.com.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.